¿Qué son los Cardanes? Tipos y fallas de los cardanes

Los cardanes, a menudo pasados por alto pero esenciales, son componentes vitales en la transmisión de potencia en vehículos y maquinaria industrial. Estas piezas ingeniosas permiten la transferencia de energía entre ejes en ángulos y distancias variables, desempeñando un papel crucial en la movilidad de automóviles, camiones, maquinaria pesada y más.

Qué son los Cardanes

En nuestro artículo sobre cardanes, exploraremos a fondo su función, tipos, mantenimiento y su impacto en la eficiencia de la transmisión. Acompáñanos en un viaje a través de la mecánica esencial de los cardanes y descubre por qué son la columna vertebral de la potencia en movimiento.

¿Qué es y para qué sirve el cardán?

El cardán, también conocido como junta universal o junta de cardan, es un componente mecánico utilizado en la transmisión de potencia entre ejes que no están alineados y que pueden girar a diferentes ángulos. Su principal función es permitir la transferencia de torque o fuerza de un eje a otro, incluso cuando estos ejes no están perfectamente alineados. Esto lo hace esencial en una amplia gama de aplicaciones, desde vehículos y maquinaria industrial hasta sistemas de transmisión de potencia en general.

En vehículos, como automóviles y camiones, el cardán se utiliza en el sistema de transmisión para transmitir la potencia desde la caja de cambios o la caja de transferencia a las ruedas, permitiendo que las ruedas motrices giren a diferentes velocidades mientras el vehículo se mueve y las ruedas giran en torno a curvas. En maquinaria industrial, los cardanes son cruciales para transmitir la potencia de motores a elementos como ejes de transmisión, cintas transportadoras y otros componentes en aplicaciones donde los ángulos y la distancia entre ejes varían.

¿Cuántos tipos de cardán hay?

Existen varios tipos de cardanes, cada uno diseñado para adaptarse a diferentes aplicaciones y necesidades específicas. Los principales tipos de cardanes incluyen:

  1. Cardán Simple: Este es el tipo más común de cardán y consta de dos yugos conectados por una cruceta. Se utiliza en aplicaciones donde se requiere una transferencia de potencia a un ángulo constante, como la transmisión en vehículos de tracción trasera.
  2. Cardán Doble: También conocido como cardán de doble cruceta, utiliza dos crucetas en lugar de una para permitir una mayor flexibilidad en la transmisión de potencia en ángulos variables. Se utiliza en aplicaciones donde los ángulos de los ejes son significativamente diferentes.
  3. Cardán Tiple: Este tipo de cardán utiliza tres yugos en lugar de dos y es más adecuado para aplicaciones extremadamente exigentes, como maquinaria pesada y vehículos todoterreno.
  4. Cardán de Jaula: En lugar de usar una cruceta, este tipo de cardán utiliza una jaula que contiene bolas o rodillos que permiten una mayor flexibilidad en la transferencia de potencia en ángulos variables.
  5. Cardán de Tipo Homocinético: Este cardán es especialmente eficiente en la transferencia de potencia en ángulos variables y se utiliza en aplicaciones de alta velocidad y alta torsión, como las transmisiones de vehículos modernos.
  6. Cardán de Deslizamiento: En lugar de utilizar juntas universales, este cardán utiliza una junta de deslizamiento para permitir que los ejes se ajusten en longitud. Se utiliza en aplicaciones donde es necesario adaptarse a cambios de longitud de los ejes.
Leer También:  ¿Que pasa si se daña un balero delantero? Consecuencias

Cada tipo de cardán tiene sus propias ventajas y limitaciones, y la elección del tipo de cardán depende de la aplicación específica y las condiciones de operación.

¿Dónde se usa el cardán?

El cardán se utiliza en una variedad de aplicaciones donde se requiere la transmisión de potencia entre ejes que no están alineados y pueden operar a diferentes ángulos. Algunos de los lugares y aplicaciones donde se utiliza el cardán incluyen:

  1. Vehículos: En la industria automotriz, el cardán se encuentra en la transmisión de vehículos, donde permite la transferencia de potencia desde la caja de cambios a las ruedas motrices. Se utiliza en automóviles, camiones, vehículos todoterreno y otros tipos de vehículos.
  2. Maquinaria Agrícola: En tractores y otra maquinaria agrícola, el cardán se usa en implementos como segadoras, arados y equipos de siembra para transmitir la potencia desde la toma de fuerza del tractor a las herramientas agrícolas.
  3. Maquinaria Industrial: En la industria manufacturera, el cardán se utiliza en transportadores, máquinas herramienta, prensas y otras máquinas donde se necesita transmitir energía a través de ejes no alineados.
  4. Maquinaria Pesada: En maquinaria de construcción y minería, como excavadoras, cargadores frontales y camiones volquete, el cardán se utiliza para la transmisión de potencia a las ruedas o las herramientas de trabajo.
  5. Barcos: En embarcaciones marítimas, el cardán se utiliza en las unidades de propulsión para transmitir la potencia del motor a las hélices, permitiendo la maniobrabilidad y dirección de la embarcación.
  6. Aviación: En aeronaves, los cardanes se utilizan en los sistemas de control de vuelo para transmitir el movimiento de los controles de vuelo a las superficies de control, como aletas y timones.
  7. Equipos de Perforación: En equipos de perforación de pozos de petróleo y gas, los cardanes se utilizan para transmitir la potencia del motor a la broca de perforación en ángulos variables y profundidades extremas.
  8. Aplicaciones Ferroviarias: En la industria ferroviaria, los cardanes se utilizan en los sistemas de transmisión de potencia de trenes y locomotoras.

¿Qué pasa si se rompe el cardán?

Si un cardán se rompe o falla, puede tener varias consecuencias dependiendo de la aplicación y la gravedad de la falla. Aquí hay algunas posibles repercusiones de una falla en el cardán:

  1. Pérdida de Potencia: En aplicaciones de vehículos, una falla en el cardán puede resultar en la pérdida de la transmisión de potencia desde la caja de cambios a las ruedas. Esto puede hacer que el vehículo no pueda moverse o se vuelva inseguro de conducir.
  2. Pérdida de Control: En vehículos y maquinaria, una falla en el cardán puede afectar negativamente la dirección y el control. Esto puede ser peligroso, especialmente a altas velocidades o en situaciones de trabajo críticas.
  3. Daños Adicionales: Una falla en el cardán puede provocar daños adicionales en otros componentes cercanos, como la caja de cambios, los ejes o las ruedas. Esto podría resultar en costosas reparaciones adicionales.
  4. Detención de la Producción: En aplicaciones industriales y de maquinaria, una falla en el cardán puede detener la producción y requerir reparaciones costosas y tiempo de inactividad.
  5. Riesgo de Accidentes: En vehículos, especialmente en camiones y vehículos de transporte pesado, una falla en el cardán puede aumentar el riesgo de accidentes en carretera si no se controla adecuadamente.
Leer También:  Causas comunes del error P0222: SOLUCION

tipos de Cardanes

Es importante señalar que las fallas en el cardán son problemas mecánicos que generalmente requieren atención inmediata para evitar consecuencias graves. Si un cardán se rompe o muestra signos de falla, es recomendable que un mecánico calificado lo inspeccione y repare o reemplace según sea necesario para garantizar la seguridad y el funcionamiento continuo de la aplicación o el vehículo.

¿Cuántos cardanes tiene un carro?

La cantidad de cardanes en un automóvil puede variar según la configuración del vehículo y el diseño de su sistema de transmisión. En la mayoría de los automóviles de tracción trasera y tracción en las cuatro ruedas (4×4 o 4WD), generalmente se encuentran dos cardanes.

Estos dos cardanes se utilizan para transmitir la potencia desde la caja de cambios a las ruedas traseras y, en el caso de un vehículo 4×4, también a las ruedas delanteras cuando se activa la tracción en las cuatro ruedas.

Sin embargo, en vehículos de tracción delantera, la configuración es diferente. Estos vehículos a menudo utilizan un eje de transmisión o árbol de transmisión que se extiende desde la caja de cambios hasta las ruedas delanteras. En este caso, no se utilizan cardanes separados en la transmisión de potencia.

¿Cuándo Falla el cardán?

El cardán puede fallar por diversas razones a lo largo de su vida útil. Algunas de las situaciones y razones más comunes que pueden llevar a una falla en el cardán incluyen:

  1. Desgaste Normal: Con el tiempo, los componentes del cardán, como las crucetas y los rodamientos, pueden experimentar desgaste debido al uso constante. Esto puede llevar a una pérdida de eficiencia y a la necesidad de reemplazar las piezas desgastadas.
  2. Impactos o Sobrecargas: Golpes fuertes, impactos o cargas excesivas pueden dañar el cardán y sus componentes. Por ejemplo, golpear un obstáculo o una colisión puede causar daños en el cardán.
  3. Falta de Mantenimiento: La falta de lubricación adecuada o la falta de mantenimiento preventivo pueden acelerar el desgaste y la falla del cardán. Es importante mantener el cardán lubricado y realizar inspecciones regulares.
  4. Corrosión y Oxidación: La exposición a la humedad y a condiciones ambientales adversas puede causar corrosión en las partes metálicas del cardán, lo que afecta su funcionamiento.
  5. Ángulos Extremos: En aplicaciones donde los ángulos entre los ejes son extremos, como vehículos todoterreno, el cardán puede someterse a tensiones adicionales que pueden llevar a una falla prematura.
  6. Desbalanceo: Un desbalanceo en el cardán, que puede ser causado por una distribución desigual de masa o desgaste asimétrico, puede generar vibraciones excesivas y desgaste prematuro.
  7. Deterioro de la Goma: En cardanes con juntas de goma, la degradación de la goma con el tiempo puede causar fugas de lubricante y reducir la eficiencia del cardán.
  8. Errores en la Instalación: Una instalación incorrecta del cardán, como una mala alineación de los ejes o una instalación inapropiada de las crucetas, puede provocar una falla temprana.
Leer También:  Principales fallas de corsa 2003: Causas y Soluciones

¿Por qué suena el cardán?

El sonido que emite un cardán puede ser un indicio de problemas o desgaste en sus componentes. Algunas de las razones por las que un cardán puede producir ruidos incluyen:

  • Desgaste de las Crucetas: Las crucetas son componentes móviles del cardán que pueden experimentar desgaste con el tiempo. Cuando las crucetas se desgastan, pueden generar ruidos de chasquido o golpeteo.
  • Lubricación Inadecuada: Si el cardán no se lubrica adecuadamente, las superficies de fricción pueden volverse ásperas y generar ruidos. La falta de lubricación también puede aumentar la fricción y el desgaste.
  • Ángulos Extremos: En aplicaciones donde los ángulos entre los ejes son muy pronunciados, como en vehículos todoterreno, los cardanes pueden generar ruidos debido a las tensiones extremas a las que están sometidos.
  • Desbalanceo: Si el cardán no está equilibrado correctamente, puede generar vibraciones que se manifiestan como ruidos. Un desbalanceo puede deberse a una distribución desigual de masa o a un desgaste asimétrico.
  • Corrosión o Daños: La corrosión en las partes metálicas del cardán o daños causados por impactos pueden generar ruidos debido a la irregularidad en las superficies de fricción.
  • Juntas de Goma Deterioradas: En cardanes con juntas de goma, la degradación de la goma con el tiempo puede causar fugas de lubricante y ruidos.

Es importante abordar cualquier ruido inusual que provenga del cardán de manera oportuna, ya que puede ser un indicio de problemas que requieren atención. Ignorar los ruidos del cardán podría llevar a un desgaste adicional y a la necesidad de reparaciones costosas.

Si te gusto este articulo sobre Cardanes, te invito a que leas ¿Qué son Los bornes para batería? Tipos y como limpiar bornes

(Visited 189 times, 1 visits today)

Deja un comentario